24 Dec 2020

Las mayores historias de éxito de 2020

Para algunos negocios, este año ha traído récords de crecimiento y éxito. Ross Clugston, Executive Creative Director de Superunion Nueva York, escribe en CEO Today sobre las marcas que han acabado el año al alza y se pregunta si durará. 

Hasta el infinito y más allá

Walt Disney

A pesar de un año difícil, el éxito de Disney+ le otorga a Disney un lugar en la lista de éxitos. Después de un comienzo tambaleante, el servicio SVOD se lanzó en noviembre de 2019 con una sincronización impecable. Disney reportó recientemente más de 73 millones de suscriptores, rompiendo su objetivo de 60 a 90 millones para 2024. La necesidad de entretenimiento, particularmente para los niños, fue un gran impulsor del éxito, pero la marca Disney estuvo en el corazón de su crecimiento. Disney+ se diferencia de los otros servicios de SVOD en que los niños pueden colocarse frente a él de manera segura. Su saludable reputación también proporcionó calidez y nostalgia a gente de todas las edades en un momento en que todos necesitaban un impulso. 

La presión estará en cómo mantener este impulso y enfrentarse a Netflix el próximo año. Disney ha demostrado que no todo lo que toca se convierte en oro con la falla de Mulán, la película de live-action. A pesar de ser catalogado como el gran éxito de taquilla del año, no convenció al público a nivel mundial. Sin embargo, la propiedad intelectual de Disney no tiene rival. Si la marca se enfoca en invertir en franquicias que permitan al espectador escapar a mundos de fantasía como el de Star Wars o Marvel, entonces evitará la rotación y mantendrá a los espectadores, como ha demostrado con el éxito de The Mandalorian. 

 

Image credit: David Peperkamp

Tesla

El 2020 ha visto cómo la industria automovilística ha lidiado con la innovación como compromiso hacia un futuro eléctrico establecido por Bentley, Ford y otros. Sin embargo, muy por delante está el Tesla de Elon Musk, que se unirá al índice S&P 500 el próximo mes. El éxito a largo plazo radica en el hecho de que la marca está conectada a un ecosistema similar a los products de Apple. Tesla es ahora una pequeña parte de una red de marcas que empujan la innovación bajo las instrucciones de Musk. La oferta automovilística de Tesla se beneficiará del circuito de retroalimentación de innovación que proviene del trabajo con empresas como la NASA, a través de SpaceX, de tal manera que continuará avanzando sin que otras marcas automovilísticas puedan igualarse. 

Todo lo bueno se acaba. 

Peloton

Peloton, a marca de fitness para el hogar ha recorrido una cuantas millas desde que el año pasado se enfrentara a la reacción de los consumidores contra su anuncio de Navidad. Aunque el impacto inicial hizo que sus acciones se desplomaran, el anunció creo un efecto de halo basado en memes que puso a la empresa en el mapa de tal manera que cuando llegó el momento del confinamiento, los consumidores sabían dónde acudir para buscar una solución para convertir sus casas en un lugar donde practicar fitness. La marca ha trabajado duro este año en su imagen y papel en la vida del cliente y, como resultado, vio un aumento del 100% en sus ingresos de 2020. 

Sin embargo, ¿puede pedalear lo suficientemente rápido para mantener este impulso en 2021? Peloton es un ejemplo perfecto de "lugar correcto, momento adecuado" para una marca, pero hay dos cosas que pueden actuar en su contra. En primer lugar, a medida que el mundo se abre gradualmente de nuevo y la gente está desesperada por deshacerse de los recordatorios del año pasado, es poco probable que una bicicleta estática que ocupa un espacio valioso dentro de una casa sea atractiva. En segundo lugar, el mercado está inundado de competidores, el más amenazador es Apple Fitness+. Apple tiene todos los componentes para ganar la carrera de fitness en casa. No necesitas un gimnasio, ni siquiera necesitas equipo, solo tu Apple Watch. Es una obviedad para los consumidores. 

Home Depot

Cuando estás obligado a quedarte en casa, ¿qué haces? Renovarla. Como resultado, el minorista experimentó un aumento del 24% en las ventas en comparación con el año anterior. También ha podido responder a uno de los mayores deseos de los consumidores del año: la normalidad. No es de extrañar que haya visto su mejor temporada de Halloween hasta ahora, con su decoración de esqueleto gigante viral que se agotó antes de que realmente comenzara la temporada de Halloween. Los consumidores han estado buscando humor en un año dominado por la ansiedad y son las marcas de confort básico como Home Depot las que han podido ofrecer esos ridículos momentos de escapismo. Pero el minorista es un ejemplo clásico de una marca que capitalizó una situación, sin innovar como ellos quieren. Como resultado, 2021 podría pintar una imagen completamente diferente para la marca. 

La demanda por renovar el hogar sin duda disminuirá, ya que el apetito de arreglar una oficina en casa o, finalmente, pintar ese segundo baño habrá quedado bien y estaremos satisfechos. Además, el minorista se ha centrado únicamente en innovar la experiencia en tienda y no en el ecosistema más amplio de la marca, descuidando innovar sus experiencias digitales, incluido el comercio electrónico y el servicio al cliente online. A medida que los hábitos de compra digital continúen prevaleciendo, Home Depot tendrá que trabajar para solucionar estas fallas en su ecosistema de marca. 

2021 definitivamente solo va a ser una cosa: más incertidumbre. Las historias de éxito del próximo año serán aquellas que no solo reaccionen, sino que innoven y encuentren un papel que desempeñar en la vida de los consumidores que resistirán lo que esté a la vuelta de la esquina. 

Publicado por primera vez en CEO Today